Blog Post

ETAPAS ESENCIALES PARA REMODELAR

Hacer una remodelación en tu hogar es una experiencia totalmente emocionante, pero también implica dar un gran paso. Y seguramente tienes un sin número de preguntas y preocupaciones, tanto a nivel de diseño, como de presupuesto; también de tiempos, etc. Así que hoy te compartimos esta guía que te ayudará a conocer las etapas esenciales para remodelar.

Si bien no es necesario ser un experto en diseño de interiores o un arquitecto, tener un plan adecuado, conocer los procesos y pasos, te permitirán controlar, saber qué y cómo se está haciendo y exigir con conocimiento de causa.

Las 4 etapas que debes realizar cuidadosamente para tu remodelación son:

Preliminares y viabilidad del proyecto.

En esta etapa nos referimos al primer paso que debes dar, después de decidir remodelar cualquier área de tu hogar, ya que es la que te ayudará a determinar qué tan viable es tu proyecto; y cuando decimos que tan viable, nos referimos a determinar: la viabilidad económica,  la viabilidad técnica,  la viabilidad de diseño y decoración y  la viabilidad legal.

Planeación y diseños.

Una vez hecho nuestro check list de viabilidad del proyecto, podemos empezar a planear y hacer un cronograma de los cambios que queremos implementar.

Así podremos buscar a las personas que serán nuestros aliados y compañeros en esta misión. La idea aquí es cotizar lo que tenemos en mente, buscar contratistas, diseñadores, materiales, muebles, etc.  

Contratación de proveedores.

En este punto, es vital que llegues a buenos acuerdos y sea claro con el trabajo a realizar, pues de ello dependerá el resultado final. Lo ideal sería tener un plano de los cambios a realizar, tener cuantificado el aproximado de materiales que se utilizarán, los colores y texturas específicos que deseas; y tu programa de actividades y ejecución, así como el personal que se requiere.

Te recomendamos hacer contratos por cada actividad a realizar con los proveedores.  

Ejecución de obra.

Llegó el momento, ahora sí es tiempo de iniciar la obra.

Para este punto te recomendamos ser cuidadoso y exigir a tus proveedores que cumplan con los elementos de seguridad, y de protección para realizar sus actividades, ejemplo: gafas, guantes, botas overoles entre otros. Si es necesario realizar trabajos en altura, también todos sus elementos y certificados.

Realizar un corte de obra conforme se van viendo resultados, llevando una bitácora donde verifiques con mediciones, las actividades ejecutadas. Así podrás realizar los pagos a los diferentes proveedores de acuerdo al avance de la obra, sobre todo para actividades como: mano de obra para demoliciones, mampostería (Muros nuevos), pintura, recubrimientos, etc.

Al finalizar todas las etapas anteriores sólo queda la revisión final, hazlo verificando que se hayan cumplido las especificaciones de los diseños realizados;  y de todos los elementos y documentos del proyecto.

Y ahora tú, cuéntanos, ¿Qué crees que puede incluirse en todo este proceso para lograr una gran remodelación? ¿Tienes alguna inquietud adicional?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts